Mensaje de la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, con motivo del Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto

holocaust_conmemoracionLa Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) nació de la idea de que una paz duradera sólo podía edificarse sobre los cimientos del entendimiento mutuo. La transmisión de la memoria del Holocausto es una parte esencial de la lucha contra la ignorancia y los prejuicios, por medio de la enseñanza de los valores humanistas, el intercambio cultural y el conocimiento de la historia.

En nuestra época perturbada, recordemos ese desastre sin precedentes que aniquiló a seis millones de niños, de mujeres y de hombres, asesinados por ser judíos. La demencia mortífera de los nazis y sus colaboradores, producto de una ideología racista y antisemita, costó también la vida de otros millones personas, minorías como los pueblos romaní y sinti, disidentes políticos, prisioneros de guerra, minusválidos y homosexuales.

El Holocausto cimbró para siempre los fundamentos de nuestra humanidad. En momentos en que desaparecen los últimos supervivientes, se ha iniciado una lucha por conservar los rastros de la vida judía de antaño y la memoria de las persecuciones y las masacres. La UNESCO reafirma, en este día, su empeño en combatir todas las formas de negación del Holocausto. La educación es un frente crucial en ese combate y constituye también la contribución singular de la UNESCO, mediante su labor con respecto a los jóvenes, la formación de los docentes y la elaboración de programas escolares. Esta misión ocupa un lugar central en la resolución sobre la recordación del Holocausto, aprobada por la Conferencia General de la Organización en 2007, que es para mí un compromiso personal.

La historia de ese genocidio perpetrado durante la Segunda Guerra Mundial no pertenece solamente al pasado. Es una historia viva, que nos concierne a todos, cualesquiera que sean nuestras distintas procedencias, culturas o religiones. Después del Holocausto se han producido otros genocidios, en varios continentes. ¿Cómo extraer mejores enseñanzas del pasado? Cada quien debe ayudar a erigir los baluartes contra el odio y las nuevas formas de racismo, negacionismo y antisemitismo que desafían nuestra vigilancia. Nadie puede fingir ignorar los extremos que resultan de ello ni pretender que no le concierne. Exhorto a todos los Estados Miembros y Miembros Asociados a movilizarse para que esa historia universal se enseñe como se merece en las escuelas, en los medios de comunicación, por doquier en el mundo.

El Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto está dedicado en 2012 a la memoria de los niños. El asesinato de niños, que equivale a la erradicación del futuro, es con certeza la señal más radical de la tentativa de aniquilación de un pueblo. Aproximadamente un millón y medio de ellos perecieron en el Holocausto, es decir, la inmensa mayoría de los niños judíos de Europa. Cada niño, ya haya perecido o haya sido salvado, lleva en él la esencia de toda la humanidad. Rindámosles homenaje.

Irina Bokova

27 de enero de 2012

TPL_BEEZ2_ADDITIONAL_INFORMATION