luis munoz

Luis Muñoz Varela

Instituto de Investigaciones en Educación (INIE)

Universidad de Costa Rica, Marzo de 2014.

 

En Costa Rica, la investigación acerca de la emigración de nacionales con altas calificaciones académicas y profesionales es sumamente escasa, o bien casi inexistente. En algunas pocas ocasiones, el tema ha sido planteado como preocupación en artículos periodísticos, pero muy rara vez se le ha tomado por objeto de investigación. Quizá esa falta de investigación se pueda atribuir a que, aunque Costa Rica es un país pequeño con una economía altamente dependiente del exterior, sobre todo de Estados Unidos, no haya sido todavía tan significativa la emigración de personas altamente calificadas, como la que sí se ha podido observar en otros países de América Latina.

Durante las décadas de 1970 y 1980, Costa Rica llegó a convertirse más bien en receptor de migración altamente calificada, que provenía de los países vecinos y también de otros países de América Latina. Tal migración estuvo integrada mayormente por personas que en razón de la situación de conflicto político y de guerra civil existente en sus países, se veían obligadas a trasladarse a residir en el extranjero.

Con todo, según una investigación financiada por el Banco Mundial, se pudo constar que entre 1990 y el 2000, "cada año, entre un 7 y 9% de la población con educación superior migró hacia el extranjero." (Blanco, 2012, p. 6). Esta es una cifra inferior a la que registra en promedio la emigración altamente calificada de los países de la subregión centroamericana, que según la misma fuente citada, es de 13%. (p. 6).

A escala institucional, en Costa Rica, fue en fecha muy reciente que la Academia Nacional de Ciencias tomó la decisión de impulsar una iniciativa dirigida a abrir un espacio de contacto y de comunicación con la emigración costarricense altamente calificada: la Red de Talento Costarricense en el Extranjero (Red TICOTAL), cuyo lanzamiento oficial se llevó a cabo en noviembre de 2012.

La Red TICOTAL (...) es un programa de la Academia Nacional de Ciencias que reúne a científicos e ingenieros costarricenses que estudian o trabajan en el exterior. La red busca conectarlos con el quehacer científico y tecnológico del país mediante el establecimiento de un instrumento permanente de interacción que facilite el intercambio de ideas, contactos y experiencias e identifique oportunidades de cooperación. (Red TICOTAL, 2012).

Como instrumento principal, la Red tiene en desarrollo una base de datos, la cual incluye cuatro áreas disciplinarias: a) Ciencias Naturales y Exactas, b) Ingeniería y Tecnología, c) Ciencias Médicas, d) Ciencias Agrícolas. En consecuencia, la base de datos no incluye las áreas de Ciencias Sociales, Humanidades y Artes.

A la fecha de creación de TICOTAL, en Costa Rica, no había sido impulsada iniciativa institucional alguna que tuviera por finalidad prestar atención a la población emigrante con altas calificaciones académicas y profesionales. La primera manifestación de un interés en ese sentido quedó enunciada en el Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación 2011/2014, donde se propuso crear precisamente la Red TICOTAL. La orientación de la política en este sentido es la de: "Apoyar el establecimiento de una red virtual que vincule a científicos e ingenieros costarricenses residentes en el exterior, para fortalecer el medio científico y productivo nacional (RED TICOTAL)." (p. 75). A la vez, en el Plan, la Red quedó planteada como una línea de acción dirigida a incrementar "la inversión de los programas de reinserción y atracción de investigadores de alto nivel en centros de investigación y empresas." (Ministerio de Ciencia y Tecnología, 2011, p. 75). Su objetivo fue:

Incentivar el retorno al país de talentos costarricenses con formación de doctorado en las áreas descritas, los cuales actualmente están realizando actividades en el extranjero. Esto permitiría contar con más profesionales de alto nivel en el mediano plazo, que además ya cuentan con fuertes vínculos en el extranjero y un conocimiento actualizado. (Ministerio de Ciencia y Tecnología, 2011, p. 68).

Asimismo, en el Plan, también quedó indicada como directriz de política pública: "Fomentar redes de trabajo en el área de aprovechamiento del capital natural que faciliten la cooperación e integración de esfuerzos institucionales enmarcados dentro de los objetivos de la agenda nacional de desarrollo." (Ministerio de Ciencia y Tecnología, 2011, p. 52). Incluye igualmente este documento la propuesta de crear un programa de becas, "focalizado en la formación de recurso humano especializado y la atracción de talentos costarricenses destacados en el extranjero..." (Ministerio de Ciencia y Tecnología, 2011, p. 33).

En 2006, el Proyecto Estrategia Siglo XXI había ya propuesto establecer un "Programa de Repatriación de científicos y tecnólogos costarricenses especialistas en áreas prioritarias para el país, mediante el establecimiento de condiciones apropiadas." (Proyecto Estrategia Siglo XXI, 2006, p. 59). A ello, se agregaba la indicación acerca de la necesidad de contar en el país "con un sistema de incentivos académicos, económicos y técnicos para la reinserción adecuada de investigadores y evitar la fuga de cerebros." (p. 61).

En enero de 2013, la base de datos de TICOTAL contaba con un registro total de 145 personas, cantidad que, a marzo de 2014, se había ampliado a 215.

A inicios de 2013, el Instituto de Investigación en Educación (INIE) de la Universidad de Costa Rica diseñó y aplicó una pequeña encuesta a las 145 personas que, en ese momento, se hallaban registradas en la base de datos de TICOTAL. Las respuestas recibidas sumaron 64 en total. El presente breve artículo tiene por finalidad hacer una presentación inicial de algunos de los resultados obtenidos.

La encuesta incluyó los siguientes aspectos: a) edad; b) razones para irse a trabajar y a residir en el extranjero; c) tipo de visa que recibieron en el país de destino; d) valoraciones sobre su experiencia de trabajo o de estudio en el extranjero; e) conocimiento que se tiene sobre la existencia de redes académicas y de profesionales costarricenses en los países donde actualmente residen y en Costa Rica; f) relaciones que mantienen con profesionales y grupos académicos en Costa Rica; g) acciones que considerarían necesario y pertinente desarrollar para constituir redes de intercambio de información y para compartir conocimientos entre colegas suyos que se encuentran en Costa Rica y quienes residen en el exterior.

Distribución por países

De las 64 personas que brindaron sus respuestas, la distribución por países presenta una alta concentración en Estados Unidos: el 54,68% (39) de ellas menciona que residen en ese país. Entretanto, una proporción de 9,34% (6) se encuentra en Alemania, 4,68% (3) lo está en Canadá y 4,68% en España. Otros países en los que residen los 64 informantes son: Argentina, Bélgica, Brasil, Canadá, Colombia, Cuba, Dinamarca, Francia, Gran Bretaña, Italia, Japón, México, Países Bajos, Portugal, Puerto Rico, Trinidad y Tobago.

Respecto de la distribución por regiones del mundo, la información obtenida indica que una proporción de 60,93% (39) se encuentra localizada en Norteamérica, un 28,12% (18) lo está en Europa, un 9,37% (6) en América Latina y El Caribe y 1,56% (1) en Asia. En el presente caso, la proporción de personas que registran haber emigrado a Estados Unidos guarda coincidencia con el dato que Remedi (2009) proporciona respecto a la migración altamente calificada de América Latina que tiene a ese país como destino: 60%. (p. 95).

Las estimaciones globales de la migración de personas con altas calificaciones ubica una proporción de 85% en los países de la OCDE (Balán, 2009, p. 77). Si se compara este dato con el de la distribución por regiones de las 64 personas encuestadas, se constata que, en este caso, presenta una proporción un poco mayor a la cifra en mención: la suma de las proporciones de distribución en América del Norte y Europa da un resultado de 89,05%.

Distribución por género y edad

La distribución por género de las 64 personas de la encuesta presenta una predominancia de hombres: 87,5%. Con respecto a la edad, en su conjunto, el promedio general es de 35,7 años. La mayor proporción se sitúa en el rango de los 30 a 39 años (53,12%), seguida por el de 40 a 60 años (28,12%). En tercer lugar aparece el rango de 20 a 29 años, con una proporción de 17,18%. Solo 1 de las 64 personas es mayor de 60 años. Respecto del tiempo que, en su conjunto, dichas personas mencionan que tienen de residir en el exterior, el promedio general es de 8,61 años.

Necesidad de políticas públicas y programas que presten atención a la emigración costarricense altamente calificada

En Costa Rica, la percepción expresada por las personas que respondieron la encuesta es la de que no conocen todavía una política definida ni tampoco acciones concretas impulsadas por las autoridades de Gobierno, por medio de las cuales se haya puesto interés específico en promover e integrar esfuerzos institucionales para dar seguimiento y prestar una mayor atención a la población emigrante del país con formación académica y profesional altamente calificada.

El 59% de las personas que respondieron la encuesta señala que desconocen si existe en Costa Rica alguna red dedicada a articular a quienes forman parte de ese segmento de la emigración costarricense. A la vez, un 53% de ellas menciona que por propia iniciativa han mantenido alguna relación informal con colegas en Costa Rica. Un 90%, además, expresa desconocer si existe alguna red de costarricenses en el país donde actualmente residen. El restante 10% admite que la única red de que tienen conocimiento es precisamente la Red TICOTAL.

Al respecto, cabe destacar que, en las respuestas obtenidas, los encuestados subrayan la necesidad de que el Gobierno de Costa Rica impulse acciones dirigidas a establecer relaciones con quienes forman parte de la emigración costarricense altamente calificada. A tal efecto, proponen que el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto (MREC) organice y lleve a cabo una labor proactiva y sistémica. El gobierno, por intermedio del MREC, puede asumir y desarrollar la gestión que se necesita para dar seguimiento a quienes forman parte de esa emigración, en los diferentes países donde esas personas se encuentren. Como una recomendación específica, plantean que las legaciones consulares y las embajadas de Costa Rica establezcan líneas de trabajo dirigidas a organizar encuentros periódicos, pasantías y otras diversas actividades, que permitan concretar el logro de la mencionada finalidad. La propuesta aquí consiste en que el Gobierno promueva el establecimiento de mecanismos de intercambio y de colaboración sistemática entre quienes forman parte de la emigración altamente calificada y con sus colegas en el país.

La necesidad de crear y facilitar incentivos y apoyos presupuestarios es otro de los aspectos mencionados en las respuestas. Entre otras cosas, señalan los informantes que la financiación es imprescindible para dar sustentación a la movilidad de las personas interesadas en participar en las actividades que se programen, pero que, en no pocos casos, posiblemente residan en localizaciones muy distantes. Esa situación les dificulta desplazarse, sobre todo por razones de costos.

Estiman asimismo como una necesidad que una institución como el MREC abra y mantenga una página Web con incorporación constante de información actualizada, que permita a las personas interesadas, tanto las que se encuentran en Costa Rica como las que residen en el exterior, registrarse y establecer vínculos oportunos de comunicación y explorar e identificar posibles actividades o propuestas de acciones y proyectos que puedan llevar a cabo de manera conjunta.

A propósito de TICOTAL, señalan que la creación de esta Red ha venido a constituir un primer paso importante. La Red es valorada como una herramienta que favorece la comunicación y los intercambios entre quienes forman parte de la emigración altamente calificada y sus colegas en Costa Rica. "Los grupos como TICOTAL son una muy buena idea", señala en su respuesta un estudiante costarricense que cursa sus estudios de doctorado en Italia.

En general, la mayoría de las 64 personas que respondieron la encuesta manifiestan tener interés por participar en actividades y proyectos académicos y de investigación conjuntos con sus colegas de Costa Rica.

No obstante, recalcan, siempre va a ser necesario que las acciones se generen en el marco de iniciativas definidas desde la propia Costa Rica. Es muy importante la colaboración de las personas que integran la emigración costarricense altamente calificada, pero esa colaboración sólo será viable, en la medida que las acciones que se disponga ejecutar formen parte de una política pública definida con claridad.

A este respecto, cabe decir que, además de que es todavía bastante incipiente la preocupación expresada en la política pública costarricense por establecer relaciones e impulsar la apertura de espacios de colaboración con participación de las personas integrantes de la emigración altamente calificada, tampoco se refleja en dicha política pública la presencia de una perspectiva que vaya más allá, por ejemplo, de la de la repatriación. Eso parece ser un indicador acerca de cuál es el avance que existe a nivel institucional en Costa Rica en esta materia. A ello, cabe agregar, además, que las indicaciones de la política pública están restringidas a un interés específico por sólo ciertas áreas disciplinarias. En tal sentido, puede afirmarse que, hasta el presente, Costa Rica, salvo la reciente creación de la Red TICOTAL, no ha manifestado todavía una preocupación adecuadamente organizada ni ha impulsado tampoco iniciativas claras encaminadas a desarrollar acciones y estrategias de vinculación institucional, en procura de establecer relaciones de intercambio y colaboración con las personas altamente calificadas que han emigrado del país.

Sin desestimar las directrices de política pública que fueron incluidas en el Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación 2011/2014, cabe decir que, en dicho Plan, tampoco llegó a quedar incorporada ninguna indicación concreta, en relación, por ejemplo, con la financiación requerida para favorecer y facilitar la movilidad de costarricenses en el extranjero, lo mismo que para dar apoyo financiero a actividades de encuentros, congresos y proyectos.

En el Plan quedó consignada la dotación de una suma por US$720.000, a la que se le dio la finalidad de atraer "al menos 30 investigadores de alto nivel a centros de investigación y empresas." (Ministerio de Ciencia y Tecnología, 2011, p. 75). Con todo, en esa indicación, no se especifica cuáles son los términos en que se va a llevar a cabo la mencionada contratación y la traída al país de esa cantidad de 30 investigadores. Tampoco se incluye, de manera expresa, especificación alguna que permita saber de qué manera van a ser tomadas en cuenta las personas que forman parte de la emigración costarricense altamente calificada en los proyectos o actividades que se lleven a cabo.

Cabe decir que, en Costa Rica, además de la formulación de políticas públicas y de la creación de programas y mecanismos que permitan prestar atención a la emigración altamente calificada, también parece necesario elaborar indicadores para definir y dar una organización adecuada a esas mismas políticas.

Son necesarios indicadores para investigar y conocer cuál es la situación del país en materia de emigración de personas con altas calificaciones académicas y profesionales, de tal manera que la información obtenida y registrada pueda servir de base a la definición de la política pública y para establecer los mecanismos y organizar las estrategias que a tal efecto corresponda.

Referencias bibliográficas

Balán, J. (2009). Los mercados académicos en el Norte y la migración internacional altamente calificada: el contexto actual de la circulación de cerebros de América Latina. En: Didou Aupetit, S. y E. Gérard (eds.). (2009). Fuga de cerebros, movilidad académica y redes científicas. Perspectivas latinoamericanas. Ciudad de México: Cinvestav: pp. 75/88.

Blanco, R. E. (2012), "Movilidad internacional de MBAs en Costa Rica: perspectivas y oportunidades", consultado el 4 de mayo de 2013 de http://bb9.ulacit.ac.cr/tesinas/publicaciones/044003.pdf

Ministerio de Ciencia y Tecnología. (2011). Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación 2011/2014, San José: Ministerio de Ciencia y Tecnología.

Red TICOTAL. (2012). "Conozca acerca de TICOTAL". Consultado el 20 de diciembre de 2012 de http://ticotal.cr/.

Proyecto Estrategia Siglo XXI. (2006). Visión de la ciencia y la tecnología en Costa Rica: una construcción colectiva Vol. I. San José de Costa Rica: Fundación Costa Rica Estados Unidos de América para la Cooperación. Recuperado de: http://www.estrategia.cr/documentos/tomo1.pdf

Remedi, E. (2009), "Fuga de cerebros y movilidad profesional: ¿vectores de cambio en la educación superior"; en: Didou Aupetit, S. y E. Gérard (eds.) (2009), Fuga de cerebros, movilidad académica y redes científicas. Perspectivas latinoamericanas, Ciudad de México: CINVESTAV: pp. 89/100.

 

Biografía

Luis Muñoz Varela labora en el Instituto de Investigación en Educación (INIE) de la Universidad de Costa Rica. Es Licenciado en Filosofía (Universidad de Costa Rica) y Maestro en Ciencias en la Especialidad de Investigaciones Educativas (Departamento de Investigaciones Educativas del CINVESTAV, México). Se dedica a realizar investigación en diversos temas de la educación superior. Actualmente tiene a su cargo la coordinación del Observatorio Nacional Temático (OBNAT) de Costa Rica, que tiene su sede en el INIE de la UCR.